24h Baleares.

24h Baleares.

El PSIB acusa a la consellera Marta Vidal de incompatibilidades y presenta denuncia en la Oficina Anticorrupción.

El PSIB acusa a la consellera Marta Vidal de incompatibilidades y presenta denuncia en la Oficina Anticorrupción.

El secretario de Organización del PSIB, Cosme Bonet, ha presentado una denuncia ante la Oficina de Prevención y Lucha contra la Corrupción de Baleares contra la consellera de Vivienda, Territorio y Movilidad, Marta Vidal. Según los socialistas, Vidal administra dos sociedades en el mismo sector, una dedicada a la actividad inmobiliaria y otra dedicada a la abogacía, lo cual podría constituir una incompatibilidad al ocupar su cargo como consellera.

La denuncia solicita que se investigue la declaración patrimonial de Vidal para determinar la magnitud de sus bienes, derechos, obligaciones, intereses y actividades. También se pide averiguar si existe o ha existido algún conflicto de intereses en su actuación y si es compatible ejercer como consellera mientras administra dos sociedades limitadas.

Bonet ha afirmado que, desde la perspectiva de la Ley de Buen Gobierno y de Transparencia, esta situación podría constituir un caso de conflicto de intereses o incompatibilidad. "Queremos que la oficina aclare si la consellera ha incurrido en alguna de estas circunstancias durante los meses en que ha ejercido el cargo sin presentar su declaración", señaló.

Para el PSIB, la Oficina Anticorrupción es el organismo adecuado para resolver estas cuestiones. Bonet ha criticado el hecho de que el pacto entre el PP y Vox quiera hacer desaparecer este organismo, que tiene la tarea de garantizar la transparencia y prevenir posibles casos de corrupción en las administraciones de las islas.

El secretario de Organización de los socialistas ha expresado su preocupación por el mensaje que el Govern está transmitiendo a la ciudadanía al mostrar su rechazo a cualquier tipo de control. Hasta ahora, la Oficina Anticorrupción era percibida como un organismo que garantizaba la transparencia y las buenas prácticas, pero el Govern parece no estar interesado en mantener este nivel de control, lo cual es motivo de preocupación.