24h Baleares.

24h Baleares.

La oposición cuestiona el nombramiento de un cargo superior en la EMT y exige a Martínez aclaraciones.

La oposición cuestiona el nombramiento de un cargo superior en la EMT y exige a Martínez aclaraciones.

El PSOE y MÉS per Palma han mostrado su desacuerdo con la creación de un nuevo cargo político en la EMT y han solicitado explicaciones al alcalde municipal, Jaime Martínez.

Según ambas formaciones, esta designación es a dedo y han expresado su preocupación por el perfil de la persona elegida. Además, MÉS ha recordado que esta nueva incorporación se suma a los otros tres nuevos cargos anunciados anteriormente dentro del organigrama municipal.

Desde MÉS han lamentado que este nuevo alto cargo, denominado Subdirección Gerente de Recursos Humanos, percibirá un sueldo anual de 60.000 euros y no se trata de un puesto técnico elegido mediante concurso, sino de un nombramiento político a dedo.

La portavoz de MÉS per Palma, Neus Truyol, ha criticado que el PP utilice las instituciones para ampliar su organización, llenando el Ayuntamiento de cargos políticos con salarios desorbitados.

Truyol también ha señalado que, a pesar de la creación constante de nuevos cargos políticos, no se han tomado medidas para mejorar el transporte público de Palma o reducir la contaminación causada por los vehículos.

En cuanto al perfil de la persona seleccionada, la portavoz ha expresado su preocupación, ya que está especializada en despidos y no en la mejora de los servicios públicos, la formación o los puestos de trabajo de calidad.

Por su parte, el PSOE Palma ha exigido al alcalde que explique los motivos de la creación de este nuevo cargo en la EMT, considerándolo una duplicidad de funciones con el actual gerente.

Los socialistas sospechan que esta decisión es otra concesión del PP a sus socios de Vox para controlar el caos generado por el nuevo gerente en los últimos seis meses.

Desde el PSOE también han criticado la falta de credibilidad del alcalde, quien ha contradicho su postura de no incrementar más cargos políticos en el organigrama municipal.

Además, han expresado su preocupación por la experiencia laboral de la nueva responsable, quien es experta en la implantación de EREs y ERTEs, lo que sugiere recortes de personal después de los recortes de servicio.

En conclusión, los socialistas han justificado su voto en contra del nuevo nombramiento al considerarlo opaco, político e innecesario para la empresa, y han manifestado su deseo de que la empresa de transporte público en Palma sea más moderna, con más y mejores servicios en la calle, y más trabajadores para garantizar la calidad y sostenibilidad de la ciudad.