24h Baleares.

24h Baleares.

Manifestantes despliegan banderas palestinas en la playa exigiendo sanciones a Israel por crímenes de guerra en Gaza.

Manifestantes despliegan banderas palestinas en la playa exigiendo sanciones a Israel por crímenes de guerra en Gaza.

Este sábado, Mallorca per Palestina ha llevado a cabo una acción de protesta en la playa de Can Pere Antoni en Palma, donde han plantado banderas palestinas para exigir sanciones contra Israel y un exhaustivo análisis de los crímenes de guerra en Gaza.

Los activistas han permanecido en la playa durante dos horas, colocando banderas y pancartas que llamaban la atención de los turistas. Además, han instalado una carpa con material informativo, repartiendo chapas y octavillas que pedían "acción contra el genocidio".

Según han informado desde Mallorca per Palestina a Europa Press, la jornada ha transcurrido de manera pacífica y sin incidentes.

En el transcurso del evento, se ha leído un manifiesto denunciando el "genocidio implacable" en Gaza y la complicidad de la Unión Europea con la 'nakba'. A solo días de las elecciones europeas, los activistas han instado a que los políticos y candidatos tomen medidas reales en lugar de ofrecer simples promesas vacías.

El manifiesto ha hecho un llamamiento a un alto al fuego inmediato y permanente, así como a permitir la entrada incondicional de ayuda humanitaria a Gaza.

Además, los participantes han exigido sanciones políticas, económicas y diplomáticas por parte de Europa, incluyendo un embargo militar integral bidireccional, la cancelación de acuerdos comerciales y energéticos con Israel y la prohibición de mercancías de empresas asociadas a colonias israelíes.

Asimismo, han instado a los países europeos a asegurarse de que las entidades dentro de su territorio dejen de respaldar el genocidio israelí y otros crímenes internacionales, responsabilizándolas por cualquier complicidad.

Por último, el manifiesto ha solicitado a los países europeos apoyar la denuncia de Sudáfrica contra Israel por genocidio ante el Tribunal Internacional de Justicia.

Durante el evento, una dotación de la Policía Nacional ha garantizado la seguridad de los participantes y asistentes.