24h Baleares.

24h Baleares.

Los suelos, los olvidados de la contaminación según Apaema

Los suelos, los olvidados de la contaminación según Apaema

La Associació de Productors d'Agricultura Ecològica de Mallorca (Apaema) ha destacado la importancia de proteger los suelos de la contaminación y ha instado a la implementación de la Ley de Residuos y Suelos Contaminados, señalando que a menudo existe un marco legal pero no se lleva a cabo adecuadamente.

La bióloga Aina Calafat, socia de Apaema, ha criticado la falta de medidas por parte de las Administraciones para proteger los suelos y ha comentado que en las últimas décadas se ha comenzado a prestar más atención a este tema, aunque aún queda camino por recorrer.

En relación con los contaminantes más comunes en Baleares, Calafat mencionó la presencia de microplásticos utilizados en el acolchado de los cultivos, advirtiendo sobre la contaminación que pueden causar en las fincas, especialmente en la agricultura convencional.

A pesar de las limitaciones de la agricultura ecológica, Calafat destacó la importancia de tomar medidas preventivas para proteger el producto final de posibles contaminantes y subrayó la necesidad de concienciar a la población sobre la importancia de cuidar los suelos.

Otras fuentes de contaminación del suelo en Baleares incluyen plaguicidas agrarios, incineradoras, vertederos ilegales y metales pesados presentes en diversos materiales, lo que resalta la urgencia de abordar este problema de manera efectiva.

La futura Ley de Vigilancia del Suelo, que será tramitada por el próximo Parlamento Europeo, busca investigar, evaluar y limpiar los suelos contaminados, asegurando que los costes de descontaminación sean cubiertos por quienes contaminan, en línea con el principio de "quien contamina paga".

Esta iniciativa legislativa tiene como objetivo lograr suelos saludables para 2050 y establecerá la obligación de monitorear y evaluar la salud de los suelos en toda la Unión Europea, con el fin de garantizar la sostenibilidad ambiental a largo plazo.