FE-CCOO considera que la prohibición del uso de teléfonos móviles en las escuelas es insuficiente y demanda acciones estructurales

FE-CCOO considera que la prohibición del uso de teléfonos móviles en las escuelas es insuficiente y demanda acciones estructurales

PALMA, 13 Ene.

La Federación de Enseñanza del sindicato Comisiones Obreras en Baleares (FE-CCOO) ha manifestado su descontento ante la reciente prohibición del uso de los móviles durante el horario lectivo en los centros educativos, calificándola como "insuficiente". Según el sindicato, esta medida, aunque puede considerarse "razonable", ya se ha implementado en muchos centros y no es suficiente para abordar la problemática del abuso de la tecnología entre los jóvenes. Es necesario adoptar medidas más estructurales que trasciendan el ámbito educativo.

FE-CCOO ha indicado la necesidad de un debate público para distinguir entre el uso de los dispositivos por parte de los alumnos, la utilización de la tecnología por parte de los profesores y su aplicación efectiva en el proceso educativo. Además, han enfatizado la importancia de basar las decisiones en evidencias científicas que consideren los impactos físicos, mentales, sexuales y sociales asociados al uso excesivo de las tecnologías.

Para el sindicato, es fundamental acompañar las instrucciones de la Conselleria de Educación con programas de información, sensibilización, prevención e intervención en las familias. Consideran que esto supone un reto que requiere escuchar a todas las partes implicadas y complementar las acciones con programas de sensibilización, prevención e intervención tanto dentro como fuera del ámbito escolar.

FE-CCOO ha sugerido reforzar la red de orientación educativa y psicopedagógica, reducir las ratios y mejorar las condiciones laborales del profesorado, ya que consideran que no debe recaer únicamente en los centros educativos toda la responsabilidad. También han destacado la importancia de intervenir en las familias como parte de la intervención sociocomunitaria, y han señalado que la mera organización de jornadas dirigidas a las familias resulta insuficiente. Es necesario proporcionar los recursos adecuados para abordar verdaderamente el problema.

El sindicato ha enfatizado que este problema no es únicamente educativo, sino social, y que se requieren medidas preventivas y de intervención en otros niveles para lograr una respuesta exitosa. Subrayan que es prioritario actuar con las familias y los menores en el marco de una intervención sociocomunitaria global, con la participación de los servicios públicos, sociales y clínicos. Para resolver el problema de manera efectiva, también deben producirse cambios en las pautas de uso de las tecnologías fuera del horario escolar.

En conclusión, FE-CCOO aboga por la adopción de medidas más estructurales, la incorporación de evidencias científicas en la toma de decisiones y una intervención integral que involucre a todas las partes implicadas para abordar el problema del abuso de la tecnología entre los jóvenes.

Tags

Categoría

Islas Baleares