24h Baleares.

24h Baleares.

El Govern aprueba dos concesiones para mejorar el suministro de agua agrícola en Ibiza y Formentera.

El Govern aprueba dos concesiones para mejorar el suministro de agua agrícola en Ibiza y Formentera.

El Gobierno de las Islas Baleares, a través de la Dirección General de Recursos Hídricos, de la Conselleria del Mar y del Ciclo del Agua, ha concedido dos importantes autorizaciones a Ibiza y Formentera para promover la reutilización agrícola y la sostenibilidad en la gestión del ciclo del agua.

En un comunicado de prensa, la Conselleria del Mar y del Ciclo del Agua ha anunciado que la Dirección General de Recursos Hídricos ha otorgado dos concesiones destinadas a optimizar los recursos hídricos utilizados en la agricultura en Formentera e Ibiza, implementando soluciones específicas para hacer frente a los desafíos de disponibilidad y calidad del agua en cada una de las islas.

Para la Comunidad de Regantes de Formentera, se ha aprobado la utilización de 263.696 metros cúbicos anuales de aguas depuradas procedentes directamente de la Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) de Formentera. Estas aguas se destinarán a las parcelas agrícolas gestionadas por la comunidad, para apoyar las operaciones de riego agrícola en la isla y promover las prácticas de cultivo locales.

La concesión tiene un plazo inicial de diez años, con la posibilidad de solicitar una prórroga después de ese período, demostrando así el compromiso de la Dirección General de Recursos Hídricos con el sector agrícola de la isla.

En Ibiza, con el objetivo de poner en funcionamiento la balsa de riego de Sa Rota en Santa Eulària, que lleva sin uso desde el año 2000, la Conselleria de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente ha recibido la concesión para utilizar 87.000 metros cúbicos de agua desalada durante los meses de invierno, provenientes de la planta desaladora IDAM de Santa Eulària des Riu.

Esta medida busca mezclar el agua desalada con el agua depurada de la balsa de Sa Rota para corregir el alto nivel de salinidad que afecta negativamente la productividad de los cultivos. El uso de agua desalada se plantea como una solución temporal hasta que se reduzca la salinidad del agua que llega al sistema de saneamiento y depuración.

Ante la sequía en la isla, la Dirección General ha autorizado un suministro temporal de 2.000 metros cúbicos diarios de agua procedente de la EDAR e IDAM de Santa Eulària, garantizando así el riego continuo de la agricultura en Ibiza mientras se finalizan los detalles de la concesión definitiva.

Estas acciones se basan en un informe favorable de Abaqua para garantizar la viabilidad y no comprometer el suministro en las zonas urbanas. Representan un compromiso con la sostenibilidad agrícola y la gestión responsable del agua en Baleares, abordando problemas como la escasez y salinidad del agua y del suelo en Ibiza.

La Dirección General de Recursos Hídricos sienta un precedente en la gestión del agua, impulsando métodos innovadores y responsables para combatir la salinización y asegurar la viabilidad a largo plazo de la agricultura local en la isla.