24h Baleares.

24h Baleares.

Se abre el camino a la mejora de la carga laboral en el sector hostelero con el anuncio de subvenciones para crear Oficinas de Medición de Cargas de Trabajo por parte de Sáenz de San Pedro.

Se abre el camino a la mejora de la carga laboral en el sector hostelero con el anuncio de subvenciones para crear Oficinas de Medición de Cargas de Trabajo por parte de Sáenz de San Pedro.

PALMA, 15 Nov.

El conseller de Empresa, Empleo y Energía, Alejandro Sáenz de San Pedro, ha anunciado este miércoles, durante una comparecencia en el Parlament, que el ramo que dirige contemplará una línea de subvención destinada a los agentes sociales para crear las Oficinas de Medición de Cargas de Trabajo en Hostelería.

En concreto, ha indicado que se llevará a cabo una reasignación, en el Instituto Balear de Seguridad y Salud Laboral (Ibassal), de 400.000 euros que se destinarán a las cargas de trabajo y conllevarán la creación de las mencionadas Oficinas.

El objetivo, ha resaltado el conseller, es que sean estas entidades las que den cumplimiento al acuerdo que se firmó en el convenio de hostelería de reducir, medir y controlar las cargas de los trabajadores.

Igualmente, ha remarcado la intención de la Conselleria de reducir la tasa de siniestralidad en las Islas, que es la más alta de España, por lo que mantendrán las inspecciones que se hacían durante todo el año, o la partida de 385.000 euros para conciliación e igualdad.

Durante su intervención, también se ha detenido en otros aspectos relacionados con el departamento que dirige en materia de Industria y Empresa (con 14 millones de euros de presupuesto cada una), Trabajo (16,4 millones de euros) y Energía (141 millones que se suman a los nueve millones de euros de Residuos).

El conseller ha empezado su intervención detallando el ramo de Industria, que constará concretamente de 14,1 millones de euros, prácticamente un cuatro por ciento más. Dentro de este ramo se aumentarán, según ha dicho Sáenz de San Pedro, las ayudas del Plan de Reconversión Industrial (3,4 millones) o las ayudas a la modernización productiva (3,88 millones de euros).

Igualmente, ha destacado la designación de una partida de 30.000 euros para el desarrollo del cuerpo normativo de suelo industrial para la Ley de Polígonos; 288.000 euros para planes de digitalización; se duplicará el presupuesto del departamento de Minas y Canteras, o se llevará a cabo una partida para Centros Tecnológicos de carácter industrial de 320.000 euros.

"Los presupuestos de Industria tienen por objeto mejorar la competitividad de la actividad empresarial y el apoyo a los emprendedores, dar apoyo a la creación y consolidación de proyectos empresariales de Baleares y fomentar la implantación de proyectos industriales de nueva implantación", ha añadido el conseller.

En cuanto al IDI, constará de 7,5 millones de euros, cerca de 2,5 millones más, con el objetivo, entre otros, de reconvertir la Agencia de Desarrollo Regional de Baleares e impulsar proyectos de base industrial, además de garantizar su presencia en todas las islas. En este caso, se mantienen los 2,68 millones correspondientes a planes de digitalización.

En cuanto a Empresa, constará de 14,3 millones de euros, cuando en 2023 fueron 16,3 millones. Entre otras cuestiones, se subirá la promoción empresarial y autónomos de 522.000 a 1.100.000 euros; las ayudas a la internalización pasan de 600.000 a 1.000.000 euros; se mejorará la financiación de las cámaras de comercio, que pasa de 700.000 a 1.000.000 euros para dotar a las cuatro cámaras de los recursos suficientes y que lleven a cabo acciones de fomento y mejora de la competitividad del pequeño comercio, y los bonos comerciales pasan de 1.100.000 a 1.500.000 millones de euros, a fin de dar a los bonos una utilidad que garantice, además de la promoción e incentivo del comercio local, su transformación.

De su lado, Trabajo constará de 16,4 millones, mientras que en 2023 fueron diez millones. Al respecto, ha destacado la reasignación de 400.000 euros que se destinaban al refuerzo de las inspecciones de trabajo en julio y agosto para reforzar la prevención que se lleva a cabo durante todo el año.

"La preocupación de la Conselleria es la tasa de siniestralidad, la más alta de España", ha lamentado el conseller durante su intervención. Por tal motivo, ha anunciado que mantendrán las inspecciones que se hacían durante todo el año y reforzarán la prevención durante los 12 meses.

En este punto, ha detallado que la reasignación de los 400.000 euros al Instituto Balear de Seguridad y Salud Laboral (Ibassal) se destinará a las cargas de trabajo, en concreto a una línea de subvención a los agentes sociales para crear las Oficinas de Medición de Cargas de Trabajo en Hostelería.

Por otro lado, las cuentas contemplan 385.000 euros de una partida de nueva creación para conciliación e igualdad, destinada a empresas de menos de 50 trabajadores que no estén obligadas a desarrollar el Plan de Igualdad. Y como parte de la reasignación de partidas, la Dirección General contará en 2024 con 11 millones de euros de conferencia sectorial; 335.000 euros para dar cumplimiento al acuerdo tripartito y fomentar el diálogo social en el convenio de hostelería, y se incrementará a 1,78 millones de euros del presupuesto del Tamib.

Más en concreto, Sáenz de San Pedro ha explicado que el Ibassal constará de cinco millones de euros, entre los que se encuentran la reasignación de 400.000 para las Oficinas de Medición de Cargas y otros 100.000 para participar en el proyecto de empresa saludable junto a la Dirección General de Salud Pública y la Dirección General de Salud Mental.

De su lado, el SOIB constará de 125 millones de euros con el foco puesto en una reorganización para garantizar la eficacia del ente, impulsando su digitalización y modernización.

Para finalizar, el conseller ha indicado que Energía constará de 73 millones de euros más que en 2023, hasta alcanzar un total de 141 millones, de los que 123 proceden de los Mecanismos de Recuperación y Resiliencia, que antes eran de 50 millones.

El "grueso" de este departamento, según ha dicho, es el Plan de Inversión de Transición Energética de Baleares, que pasa de 16,5 a 90 millones de euros, lo que se traduce en una apuesta "clara" del Govern por las energías renovables, el cambio climático y la transición energética.

Asimismo, ha puesto en valor las cuentas del Plan Moves III para el fomento del vehículo eléctrico, con 10,8 millones; las subvenciones de Fotopar para el despliegue de la fotovoltaica, con 5,4 millones; las subvenciones de economía circular para empresas, con 13,6 millones, o el departamento de residuos, que contará con 9,3 millones de euros.

Por último, en lo que se refiere a la Red de Movilidad Eléctrica en Baleares (Melib), se aumentará su presupuesto hasta los 467.449 euros.