24h Baleares.

24h Baleares.

Prohens asegura que el decreto de Simplificación Administrativa fue respaldado por los votantes el domingo pasado.

Prohens asegura que el decreto de Simplificación Administrativa fue respaldado por los votantes el domingo pasado.

En una sesión plenaria del Parlament, la presidenta del Govern, Marga Prohens, ha defendido el decreto de Simplificación Administrativa como una medida que busca beneficiar a las familias de las Islas Baleares. Prohens ha destacado que esta política fue respaldada por los votantes en las elecciones europeas, demostrando así su apoyo a través de las urnas.

En respuesta a las críticas de la oposición sobre la regularización de viviendas en suelo rústico, Prohens ha enfatizado que la medida no favorece a los especuladores, sino que está diseñada para garantizar la seguridad y proporcionar soluciones a las familias. Según la presidenta, se trata de una medida destinada a las "familias normales".

Por otro lado, la diputada de Unidas Podemos, Cristina Gómez, ha expresado su preocupación por el impacto que la legalización de construcciones en zonas rústicas pueda tener, señalando que podría fomentar prácticas especulativas y situar al Govern del lado de los infractores. El diputado de MÉS per Mallorca, Lluís Apesteguia, ha calificado el decreto como una "barbaridad" y ha advertido sobre el aumento de la presión turística que podría generar.

Desde la perspectiva ecosoberanista, se ha criticado la urbanización del Parc Bit como una forma de masificar los espacios de innovación, así como el aumento de visitantes en el parque nacional de Cabrera como una amenaza para los espacios protegidos de las islas. Prohens ha rechazado estas acusaciones, argumentando que la regularización de viviendas no generará una presión adicional sobre el turismo o el territorio de Baleares.

En medio de este debate, el diputado socialista Iago Negeruela ha cuestionado las intenciones del Govern y ha prometido trabajar con entidades para frenar el decreto. Prohens ha replicado pidiendo respeto a la mayoría parlamentaria y recordando que durante la legislatura anterior se autorizaron 2.000 viviendas en suelo rústico.