Política de derecha obstaculiza proyectos esenciales en Mallorca: la construcción de un colegio en Sa Pobla y la descontaminación de la central de Alcanda.

Política de derecha obstaculiza proyectos esenciales en Mallorca: la construcción de un colegio en Sa Pobla y la descontaminación de la central de Alcanda.

PALMA, 18 Dic.

El PP y Vox han rechazado una serie de enmiendas del PSIB a los presupuestos autonómicos y del Consell de Mallorca para 2024, en las que proponía construir el nuevo CEIP Sa Pobla o la descontaminación de la antigua Central Térmica de Alcanada, entre otras cuestiones.

Así, el PSIB ha asegurado que las cuentas públicas del Govern y el Consell de Mallorca suponen una "absoluta decepción" y una "oportunidad perdida" para Mallorca, según ha explicado la formación en una nota de prensa.

"Son un conjunto de cifras cuadradas con la intención única de solidificar un acuerdo de gobierno con la ultraderecha, pero no suponen ningún proyecto propio, ni una hoja de ruta definida para la ciudadanía de la isla", han alegado los socialistas.

El PSIB había presentado distintas enmiendas para efectuar inversiones en la zona norte de Mallorca, entre las que se encontraba una de dos millones de euros para el inicio de la construcción del nuevo CEIP Sa Pobla, una "infraestructura solicitada desde hace tiempo" y que "cuenta con un solar listo para su ubicación".

También en lo relativo a la educación pública se incluían otras dos iniciativas, como 750.000 euros para la primera anualidad de la Escuela de Náutica de Alcudia, y la reforma "necesaria" de la Escuela Graduada en Muro, para la que se reservan 200.000 euros.

La ampliación y mejora de los centros de salud de la zona también han sido objeto de las enmiendas de los socialistas, que contenían una partida de 500.000 euros destinada específicamente al centro sanitario de Alcúdia.

En cuanto al Consell, el PSIB proponía que los municipios que todavía gestionan residencias municipales de las personas mayores pudieran ceder su gestión al Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS), para "elevar su estándar de atención a los sus usuarios" y "evitar gastos inasumibles para las arcas municipales". A esto se dirigían ocho millones de euros en una enmienda parcial al presupuesto del Consell 2024.

En esta misma línea se habían presupuestado otros cinco millones de euros para la ampliación de la residencia Huialfàs en Sa Pobla.

Otras propuestas de los socialistas insulares proponían mejorar las infraestructuras asistenciales en todos los municipios del norte de Mallorca, con partidas de 120.000 euros para nuevas residencias de gente mayor en Santa Margalida y Alcúdia, esta con 60 plazas previstas.

Las obras en materia de saneamiento también es otro punto en el que se ha centrado el PSIB, en este caso, destacan los 500.000 euros consignados para la mejora del abastecimiento de agua potable en Sa Pobla, para la redacción del proyecto y la primera anualidad de una actuación que prevé una duración más allá de 2024.

Uno de los proyectos más reseñables de los municipios del norte de Mallorca y que, a su juicio, "ha quedado olvidado" en el presupuesto del Consell 2024, es la conversión de la antigua Central Térmica de Alcanada en un polo de transición a la economía verde y azul.

La compra de la central en la antigua propiedad por parte del Consell de Mallorca, a finales de la pasada legislatura, "ha supuesto el primero de muchos pasos para conseguir el objetivo final". "Ahora es el momento de iniciar la total descontaminación de los terrenos, una tarea por la que se cuenta con aportación de los Fondos de Transición Justa", han reivindicado desde el PSIB.

De esta manera, también ha sido rechazada una enmienda socialista a los presupuestos del Consell 2024 para aportar 4,2 millones de euros de estos fondos para la "limpieza efectiva" de la Central de Alcanada.

Tags

Categoría

Islas Baleares