Nueve manifestantes antiCOVID en Palma aceptan sentencia de seis meses por desórdenes públicos en una concentración.

Nueve manifestantes antiCOVID en Palma aceptan sentencia de seis meses por desórdenes públicos en una concentración.

Un grupo de manifestantes ha sido condenado este viernes a seis meses de cárcel por desórdenes públicos durante una protesta contra las restricciones sanitarias por el COVID en Palma en 2021. Los acusados admitieron haber cortado el tráfico en Avenidas, formado barricadas con contenedores, arrancado mobiliario urbano y lanzado objetos a la Policía.

A pesar de tener antecedentes penales, ninguno de los acusados cumplirá esta condena en prisión, ya que se les ha otorgado una suspensión por dos años. Además de la pena de cárcel, cuatro de los acusados deberán pagar multas por resistencia a los agentes de la autoridad.

Asimismo, los acusados tendrán que indemnizar a los agentes lesionados y pagar por los daños ocasionados durante los disturbios. El acuerdo ha sido formalizado en la Audiencia Provincial de Baleares, beneficiándose de una reforma en la ley de desórdenes públicos que les es más favorable.

La Fiscalía inicialmente solicitaba penas mucho más duras, incluyendo la expulsión de España para algunos de los acusados extranjeros. Sin embargo, estas peticiones han quedado fuera de la condena.

Los hechos se remontan a mayo de 2021, cuando alrededor de 300 personas se congregaron en plaza de España para protestar contra las medidas sanitarias. La concentración no fue autorizada y los manifestantes se negaron a abandonar el lugar cuando se les requirió. La Policía recibió objetos lanzados por los asistentes, quienes también interrumpieron el tráfico en Avenidas y formaron barricadas en la calzada.

A pesar de los episodios violentos, ninguno de los acusados sufrirá penas mayores y la sentencia ha sido declarada firme.

Tags

Categoría

Islas Baleares