24h Baleares.

24h Baleares.

Muertes por golpes de calor en Baleares desde 2004: 10 confirmadas

Muertes por golpes de calor en Baleares desde 2004: 10 confirmadas

En 2023 se realizaron investigaciones sobre un total de 25 incidencias, de las cuales tres fueron confirmadas como golpes de calor.

PALMA, 1 Abr.

Desde el año 2004, Baleares ha acumulado un total de 122 casos de posibles golpes de calor que han sido investigados, de los cuales 53 han sido confirmados, resultando en diez fallecimientos.

Estos datos provienen del Servicio balear de Epidemiología, que requiere que la red sanitaria notifique los diagnósticos de golpes de calor mediante un protocolo específico desde el inicio de la vigilancia en 2004.

Por otro lado, el Gabinete Técnico del IbSalut envía información diaria al Servicio de Epidemiología sobre los ingresos por golpe de calor en hospitales públicos, con el objetivo de detectar casos no reportados de forma pasiva, al menos desde la red pública.

En el año 2023 se investigaron un total de 25 incidencias, de las cuales tres fueron confirmadas como golpes de calor, siendo el año 2017 el que registró más casos (15 golpes de calor).

Además, se observa información detallada de 46 casos acumulados entre 2013 y 2023, donde más del 70 por ciento de los casos se dieron en hombres, con un rango de edad que va desde los 2 hasta los 83 años, incluyendo cuatro casos en menores de 16 años.

La mayoría de las exposiciones se dieron en Mallorca y durante los meses de julio y agosto, destacando especialmente este último mes con un 46 por ciento de los casos.

Aproximadamente el 60 por ciento de los casos se dieron con niveles de alerta vigentes 1-2 (amarillo o naranja) y uno se detectó con nivel 3 (rojo) vigente, mientras que en 15 casos el nivel de alerta era cero.

Más de la mitad de los casos no presentaban ningún factor de riesgo individual, pero un 30 por ciento tenía alguna enfermedad crónica.

En cuanto al tipo de exposición, el 28 por ciento de los casos se asociaron a actividades laborales, mientras que el resto se relacionaron con actividades deportivas o de ocio, como carreras, montañismo, ciclismo, exposición solar en playas o actividades turísticas.

La mayoría de las exposiciones con tipo de actividad no clasificada se produjeron en el domicilio de la persona afectada.