24h Baleares.

24h Baleares.

Lafuente argumenta que sin la pérdida del 30% del agua en Baleares, no existirían problemas de abastecimiento.

Lafuente argumenta que sin la pérdida del 30% del agua en Baleares, no existirían problemas de abastecimiento.

El conseller del Mar y del Ciclo del Agua, Juan Manuel Lafuente, considera que "hay que aprovechar más" este recurso y que "si no se perdiese el 30 por ciento que se pierde por las cañerías, no habría problemas de agua" en Baleares.

Así lo explica el conseller en una entrevista concedida a Europa Press, tras ser preguntado por la posibilidad de establecer límites en el suministro de agua. En este sentido, reitera que "se pierde el 30 por ciento solamente en las cañerías de distribución" y que "si se solucionase, no habría estos problemas".

Lafuente asegura también que desde su Conselleria buscan "mejorar sustantivamente" el ciclo del agua y, durante la entrevista, hace referencia a una serie de "problemas de abastecimiento" de este recurso, "más notables en verano y que muestran los problemas en calidad y cantidad del agua".

"Hay que asegurar que habrá agua suficiente y de suficiente calidad para todos los ciudadanos de Baleares y para todas las actividades que se realicen en las Islas", declara el conseller.

Así, indica que hay puntos del archipiélago donde "seguramente se tendrá que incrementar la cantidad del agua desalada" y también "eliminar problemas de nitratos en el agua", entre otras cuestiones.

Además, apunta a "problemas de la distribución con cañerías o sistemas de distribución en los que se pierde mucha agua", una cuestión que, sentencia, "hay que mejorar".

Por otra parte, Lafuente relata la existencia de problemas en el tratamiento del agua e indica que "hay que conseguir que el agua que se depura se pueda utilizar".

Así, prevé que si desde su Conselleria consiguen solucionar todas estas cuestiones "sería estupendo y se conseguirían todos los objetivos". Como mínimo, añade, "hay que mejorar sustancialmente todas las fases del ciclo del agua".

En relación con el anuncio que hizo Deià a finales de julio de cortar el suministro de agua a grandes consumidores, Lafuente opina que la solución es "llevar agua a esas poblaciones a través de tuberías y buscar el agua en desaladoras o en los sistemas de pozos de los que se disponga".

En este sentido, sobre poner límites como los que ha establecido este municipio, el conseller cree que lo que hay que hacer es "aprovechar más el agua" y reitera la necesidad de "no perder ese 30 por ciento que se está perdiendo".

"Evidentemente", dice, "hay que mejorar la concienciación de la población de que el agua es un bien escaso". Así pues, considera que "los ciudadanos también tienen que contribuir en esa cuestión".

Además, Lafuente muestra su voluntad de "invertir en recuperar el agua para evitar que esta se tire al mar". "El agua depurada se puede utilizar para otros fines, ya que no hace falta utilizar agua potable para limpiar calles, para recargar acuíferos, para limpiar barcos u otras actividades que podrían hacerse con agua reciclada", explica.

La Conselleria del Mar y del Ciclo del Agua es de nueva creación en esta legislatura. Sin embargo, Lafuente resalta que "es nueva en cuanto a estructura, pero no en cuanto a competencias y organismos que forman parte de ella". "Lo que si se asumen son las nuevas competencias de Costas y Litoral", puntualiza.

El objetivo de la Conselleria, continúa Lafuente, es "optimizar todos los recursos para ir mejorando tanto el ciclo del agua como la gestión de la costa y el litoral de Baleares".

Igualmente, destaca como objetivos "tener una visión global del problema del ciclo del agua que sufren las Islas, así como de los vertidos al mar". Por otro lado, muestra su voluntad de "tener una visión global de la costa y el litoral", una cuestión que destaca como "fundamental en una comunidad autónoma insular".

Por último, el conseller afirma que se "conformaría" con que la Conselleria cumpliese su obligación, es decir, "resolver los expedientes que hay encima de la mesa en relación a las competencias de Costas, contestar a los ciudadanos en plazo, mejorar la gestión de los puertos y asegurar que los ciudadanos de Baleares tengan agua suficiente, de calidad y que no se tire nada de agua".