24h Baleares.

24h Baleares.

La temporada de caza en Mallorca se amplía con la publicación de la Orden de Vedas 2024-2025.

La temporada de caza en Mallorca se amplía con la publicación de la Orden de Vedas 2024-2025.

En el día de hoy, el Boletín Oficial de Baleares (BOIB) ha difundido la Orden de Vedas correspondiente a la temporada 2024-2025, la cual determina los momentos adecuados y las especies aptas para la caza en Mallorca, incluyendo un calendario extendido para dicha actividad.

El conseller de Medio Ambiente, Medio Rural y Deportes en la isla, Pedro Bestard, ha defendido la caza como un recurso efectivo para el control poblacional de animales, la prosperidad de las comunidades rurales, y la conservación de especies en peligro, aludiendo también a su contribución en la generación de empleo y su papel en la preservación de la biodiversidad.

Con un tono enérgico, Bestard ha destacado la relevancia de esta orden de vedas, resaltando la importancia de reconocer el rol de los cazadores en la protección ambiental y la sostenibilidad del entorno natural. Para él, la caza es una práctica ancestral que favorece el equilibrio ecológico, la diversidad biológica, y el progreso en las zonas rurales.

Ante la inminente legislación europea, el conseller ha expresado la necesidad de utilizar las directrices no solo para limitar la caza, como se había hecho en el pasado, sino también para promover la caza de ciertas especies en beneficio del ecosistema.

El Consejo de Caza de Mallorca, bajo la jurisdicción del departamento de Medio Ambiente, Medio Rural y Deportes del Consell de Mallorca, ha aprobado por unanimidad los cambios propuestos en la nueva orden de vedas, cumpliendo así con los requisitos dictados por la Unión Europea.

En el BOIB se ha publicado oficialmente la información relevante acerca de la Orden de Vedas correspondiente a la temporada 2024-2025.

En esta especificaciones se detalla que la caza de conejos estará permitida a partir del 23 de junio, utilizando distintos métodos de caza y hasta una fecha determinada, con posibilidad de prórroga bajo ciertas condiciones. Igualmente, se menciona la caza de liebres y otras especies, con sus respectivas limitaciones y fechas habilitadas.

Se mantiene la prohibición de cazar tórtolas y dos especies de patos debido a la disminución de sus poblaciones a nivel local y europeo. Asimismo, se suspende la caza de la tórtola turca, a la espera de su posible inclusión en la normativa europea.

La temporada de caza de palomas dará inicio el 1 de septiembre, coincidiendo con las directrices establecidas por la Comisión Europea para esta especie.

Finalmente, se han establecido tres fechas de clausura de temporada para las especies cazables, diferenciadas por grupos y finalizando en febrero para ciertas variedades, según las disposiciones de la orden de vedas.