La máxima instancia judicial incrementa la condena a un sargento por el fatídico fallecimiento de un legionario a través de un disparo.

La máxima instancia judicial incrementa la condena a un sargento por el fatídico fallecimiento de un legionario a través de un disparo.

El Tribunal Supremo ha incrementado la condena a un sargento de la Legión a 5 años, 11 meses y 15 días de prisión por delitos de abuso de autoridad y contra la eficacia del servicio, relacionados con la muerte de un legionario durante un ejercicio en el campo de tiro de Agost (Alicante) en marzo de 2019. Asimismo, se condena también a un capitán y a un teniente responsables de la seguridad del ejercicio y del pelotón.

En su sentencia, la Sala de lo Militar desestima el recurso del sargento y acepta parcialmente los presentados por la Fiscalía y la acusación particular. El capitán es condenado a 1 año de prisión por desobediencia, mientras que el teniente recibe una pena de 3 años de prisión por desobediencia y contra la eficacia del servicio.

El fallo del Tribunal Militar Territorial Segundo había absuelto a los dos oficiales y condenado al sargento a 3 años, 10 meses y 26 días de prisión por los delitos de abuso de autoridad y contra la eficacia del servicio. Sin embargo, el Tribunal Supremo eleva la pena del sargento por el delito contra la eficacia del servicio y mantiene las penas por los abusos de autoridad, sumando un total de 5 años y 11 meses.

De acuerdo con los hechos probados, durante el ejercicio en el campo de tiro, el sargento efectuó varios disparos desde una posición más retrasada que los miembros de su pelotón, por encima de las posiciones ocupadas por algunos de ellos. Uno de los disparos alcanzó a un legionario, ocasionándole la muerte.

El Supremo considera que la conducta del sargento fue una grave imprudencia y eleva su condena por el delito contra la eficacia del servicio. Además, condena al teniente por permitir la prolongación del ejercicio y los disparos, generando un peligro jurídicamente desaprobado. Tanto el capitán como el teniente son condenados por desobedecer las órdenes del equipo de la Policía Judicial de la Guardia Civil y por realizar una reconstrucción antes de la llegada de la Guardia Civil.

El Supremo también aumenta la indemnización a los padres del legionario fallecido a 250.000 euros y confirma la responsabilidad civil de la aseguradora Plus Ultra y del Estado. Asimismo, se establece una indemnización de 3.000 euros por los delitos de abuso de autoridad, en lugar de los 600 euros establecidos anteriormente.

Finalmente, la resolución del Supremo cuenta con un voto particular en el que se considera que los hechos debieron ser calificados como homicidio doloso en lugar de imprudente. También se critica que no se haya evaluado la posible omisión del delito por parte del capitán que no se encontraba en el lugar en ese momento.

Tags

Categoría

Islas Baleares