La Fiscalía solicita una condena de 28 años para una madre acusada de sedar a sus hijos con benzodiacepinas con la intención de causarles la muerte.

La Fiscalía solicita una condena de 28 años para una madre acusada de sedar a sus hijos con benzodiacepinas con la intención de causarles la muerte.

La Fiscalía ha presentado una solicitud de condena de 28 años de prisión para una madre acusada de intentar matar a sus hijos. Se le acusa de sedarlos con benzodiacepinas y luego tratar de asfixiar a su hija mayor en Manacor. La mujer ha sido convocada a comparecer ante la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Baleares este martes a las 9.30 horas.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del 27 de mayo de 2023 en el hogar familiar. Según la Fiscalía, la mujer obligó a sus dos hijos, de cuatro años y 14 años, a tomar benzodiacepinas haciéndoles creer que eran pastillas para los huesos, con la intención de matarlos.

Los niños durmieron hasta la 1:00 horas del día siguiente. La fiscalía acusa a la madre de haber intentado asfixiar a su hija mayor en dos ocasiones durante ese tiempo. En el primer intento, presuntamente le tapó la boca y la nariz, mientras que en el segundo intento, al parecer, la madre colocó a la menor sobre ella y le apretó el cuello con los brazos. La hija logró escapar gracias a su fuerza física y sus conocimientos de judo.

Ambos niños sufrieron intoxicación por medicamentos y tuvieron que ser ingresados en una unidad de cuidados intensivos pediátricos.

La madre fue arrestada horas después. Según la Policía Nacional, la mujer también habría tomado pastillas y salfumán, y luego informó a su expareja, padre de uno de los niños, quien estaba durmiendo en otro lugar. El hombre alertó a los servicios de emergencia.

En la vivienda, los agentes encontraron numerosos medicamentos, así como un paquete de veneno para ratas que estaba a menos de la mitad. La investigación sospecha que la madre, después de sedar a los niños, preparó la comida para los tres y vertió veneno para animales en ella.

La Fiscalía acusa a la mujer de dos delitos de homicidio en grado de tentativa, con la agravante de parentesco. Además de la pena de prisión, se solicita una orden de alejamiento de 15 años a favor de los niños, una indemnización de 6,350 euros, supervisión y la pérdida de la custodia.

Categoría

Islas Baleares