24h Baleares.

24h Baleares.

La Fiscalía cierra el caso de las obras de arte desaparecidas en la UIB hace 35 años.

La Fiscalía cierra el caso de las obras de arte desaparecidas en la UIB hace 35 años.

PALMA, 15 Ene. - La Fiscalía ha cerrado la denuncia presentada por la Universitat de les Illes Balears (UIB) por la desaparición de cuatro cuadros de su colección artística, los cuales fueron donados hace 35 años a la institución.

Según ha informado la UIB en un comunicado, el informe de la Policía Nacional ha revelado la dificultad de encontrar los cuadros, cuyo rastro se pierde después de una exposición en 1989. El informe confirma que las obras pertenecían a la UIB desde aquel año y se desconoce cuándo desaparecieron.

Debido al tiempo transcurrido y la falta de un registro de movimiento de las obras, la investigación no puede continuar. Además, si hubo algún delito, habría prescrito o los responsables podrían haber fallecido, por lo que no habría responsabilidad penal.

Esto, junto con la falta de pruebas, ha llevado a la Fiscalía a cerrar el caso, que fue abierto después de la denuncia de la Universidad en 2023.

Se trata de cuatro obras donadas por los artistas Miquel Barceló, José María Sicilia, José Manuel Broto y Xavier Mariscal. Estas obras formaban parte de una campaña organizada por el grupo ecologista GOB en 1988, llamada 'Sa Canova contra Ravena', con el objetivo de detener la construcción de un complejo urbanístico por parte de la empresa Ravena en la finca de Sa Canova, en la costa de Artà.

El artista Miquel Barceló promovió la donación de una obra original por parte de un colectivo de artistas para crear carteles y recaudar fondos para la campaña. Además de los cuatro pintores mencionados, también participaron Antoni Tàpies y Miguel Ángel Campano.

Sin embargo, esta donación no está registrada documentalmente en los archivos de la UIB. Aunque la donación fue cubierta en los medios de la época, la Universidad aclara que los periódicos se refirieron erróneamente a ella como una adquisición.

De las seis obras donadas, solo dos, las de Campano y Tàpies, están registradas en el inventario artístico de la UIB y todavía se encuentran en el campus. De hecho, el cuadro de Tàpies está colgado en la sala del consejo de dirección.

La UIB descubrió que las obras faltaban en febrero de 2022, cuando se enteró de que el cuadro de Miquel Barceló iba a ser subastado. La Universidad solicitó a la casa de subastas que detuviera la venta y contactó con la persona que tenía el cuadro, una propietaria particular que lo había comprado años atrás en una galería de arte de Palma que ya no existe y cuyo propietario había fallecido. La mujer donó el cuadro gratuitamente a la UIB.

En abril, la UIB presentó la denuncia correspondiente, que ahora ha sido cerrada. El rector, Jaume Carot, explicó en su momento que, aunque estaba comprobado que la donación se realizó, no había pruebas de que las obras hubieran llegado físicamente a la Universidad. Se sabe que los cuadros fueron exhibidos en varias exposiciones antes de que se perdiera su rastro.

Por lo tanto, los cuadros de Sicilia, Broto y Mariscal siguen desaparecidos.