García apoya los cambios en el tabaco calentado como solución para reducir el consumo, pero plantea alternativas a la prohibición únicamente.

García apoya los cambios en el tabaco calentado como solución para reducir el consumo, pero plantea alternativas a la prohibición únicamente.

La consellera de Salud de Baleares, Manuela García, ha respaldado la decisión del Gobierno central de equiparar el tabaco calentado con el tradicional, aunque considera que la prohibición no es la única solución posible.

"Es indiscutible que el tabaco es perjudicial para la salud. Es la principal causa de cáncer de pulmón y de otras patologías respiratorias. Todas las medidas que se tomen para prevenir estas enfermedades, es decir, para reducir el consumo de tabaco, son apropiadas", ha explicado García durante su participación en un desayuno Socio-Sanitario de Europa Press.

A pesar de esto, la consellera ha destacado que el objetivo del Govern es incentivar de otras maneras la disminución del consumo de tabaco, como en el caso de las terrazas libres de humo en Baleares.

"Lo que hemos hecho en nuestra región es otorgar un beneficio adicional a todas las terrazas que sean libres de humo. De esta manera, se promueve que en las terrazas no se fume", ha afirmado García.

Aunque saluda las medidas del Gobierno, García cuestiona que la prohibición sea la única solución. "Lo que me parece sorprendente es el enfoque en la obligatoriedad en lugar de la responsabilidad y la promoción educativa", ha insistido García.

Tags

Categoría

Islas Baleares