24h Baleares.

24h Baleares.

Exgerente del Ibetec admite agresión sexual y agresión a policía, condenado a dos años de prisión.

Exgerente del Ibetec admite agresión sexual y agresión a policía, condenado a dos años de prisión.

El exgerente de la Entidad Pública Empresarial de Telecomunicaciones e Innovación (Ibetec), Juan Antonio Serra Ferrer, evadirá la prisión tras aceptar un pacto con las acusaciones que implica una condena de dos años --que no cumplirá-- y multas, reconociendo así la agresión sexual a una mujer en un local de Palma y el ataque a un policía.

Serra ha realizado un pago de 1.000 euros en concepto de indemnización, lo que le ha valido una atenuante de reparación del daño. Gracias a esto, no ingresará en prisión, ya que se le ha concedido una suspensión de la pena por carecer de antecedentes penales.

Esta suspensión estará condicionada a que no cometa otro delito en los próximos cinco años y cumpla con las compensaciones pendientes a las víctimas.

El acuerdo se ha alcanzado en el Juzgado de lo Penal 7 de Palma, donde Serra ha aceptado el relato de la Fiscalía que detalla la agresión sexual ocurrida en un local de Palma en mayo de 2022, así como el ataque al agente que lo detuvo. El procesado ha asumido cargos por agresión sexual, atentado a agente de la autoridad y dos delitos leves de lesiones.

Además de las penas mencionadas, se le prohíbe participar en procesos electorales durante el tiempo de la condena, se le impone una orden de alejamiento, libertad vigilada, asistencia a un curso de educación sexual y queda inhabilitado para trabajar con menores por siete años.

La Fiscalía inicialmente solicitaba tres años y tres meses de cárcel, mientras que el policía agredido pedía cinco años. El caso ha generado controversia política, ya que Serra fue apartado de la Universitat de les Illes Balears (UIB) y destituido de su cargo en la Conselleria de Economía, Hacienda e Innovación, lo que puso en entredicho al vicepresidente, Antoni Costa, quien lo había designado como cargo de confianza a pesar de la causa en su contra.

El Sindicato Unificado de la Policía de Baleares ha señalado que busca establecer un precedente con esta acusación, enfatizando la importancia de poner fin a las agresiones contra los agentes. Costa, por su parte, ha pedido disculpas por su elección y ha reconocido su error, aunque ha rechazado la idea de dimitir por ello.