Es urgente abordar la vivienda de los mayores: Muchos llevan años sin salir de sus hogares.

Es urgente abordar la vivienda de los mayores: Muchos llevan años sin salir de sus hogares.

Más de 1.000 personas en Baleares están esperando la valoración de la dependencia, enfrentando demoras de medio año en algunos casos. Esta situación ha generado preocupación y urgencia en la sociedad, especialmente en lo que respecta a la vivienda de las personas mayores en los barrios más pobres.

Rafaela García, secretaria general de la Federación de Pensionistas y Jubilados del sindicato CCOO en Baleares, ha hecho un llamamiento a las administraciones para que actúen de manera inmediata y resuelvan los problemas relacionados con la vivienda. Según García, muchas personas mayores viven en pisos sin ascensor y no pueden salir de sus hogares durante años. Además, menciona la dificultad económica para reemplazar las bañeras antiguas por duchas, lo cual impacta negativamente en la higiene personal de estas personas.

El 'Observatorio Social de las Personas Mayores' presenta un análisis detallado de las políticas públicas de protección social y proporciona indicadores sobre la salud mental, el uso de tecnologías, el maltrato y la soledad no deseada que experimentan las personas mayores.

García describe la situación de vivienda para las personas mayores como "desastrosa" y destaca que las bajas pensiones no les permiten contratar cuidadores cuando sus hijos no pueden hacerse cargo de ellos. Además, reclama que los bancos asignen personal joven para ayudar a las personas mayores con sus trámites.

Juan Sepúlveda, secretario general de la Federación Estatal de Pensionistas y Jubilados de CCOO, ha informado que más de 1.000 personas en Baleares están esperando la valoración de la dependencia, con demoras de más de seis meses en algunos casos. También destaca la importancia de detectar situaciones de soledad no deseada, ya sea a través de la Atención Primaria u otros medios, y advierte sobre los riesgos de salud mental que enfrentan las personas mayores debido a la soledad y la pérdida de redes de apoyo.

El informe del observatorio también hace hincapié en el maltrato que sufren las personas mayores, tanto a nivel institucional como por parte de su entorno. Sepúlveda hace referencia a la situación de abandono que se vivió durante la pandemia de COVID-19, y destaca que dejar a las personas esperando la valoración de la dependencia durante más de seis meses constituye un maltrato institucional.

El representante sindical enfatiza que las mujeres mayores son más susceptibles de enfrentar estas problemáticas debido a su mayor esperanza de vida. En cuanto a la dependencia, Sepúlveda sostiene que es necesario invertir al menos el 1,5% del PIB en el sistema, en comparación con el 0,77% actual, para garantizar un sistema de calidad y también para generar hasta 600.000 empleos en toda España.

Además, Sepúlveda insta a mejorar las inversiones en el Sistema Nacional de Salud, elevando el porcentaje del PIB destinado al mismo del actual 6,7% al 7,5%. Sin embargo, lamenta que la falta de inversión sea un problema político, ya que algunas fuerzas políticas parecen estar a favor de un sistema sanitario privado.

En Baleares, el observatorio muestra que el 16,3% de la población tiene más de 65 años, y más de 202,000 personas reciben algún tipo de pensión con un promedio de poco más de 1.100 euros. La esperanza de vida saludable a partir de los 65 años es de 19 años para los hombres y 19,4 años para las mujeres.

El secretario general de CCOO en Baleares, José Luís García, elogia el informe y destaca la importancia de la revalorización de las pensiones para mejorar la calidad de vida de las personas mayores. Sin embargo, también enfatiza la necesidad de incrementar las inversiones en dependencia.

Tags

Categoría

Islas Baleares