24h Baleares.

24h Baleares.

El sector agrícola de Mallorca sufre una disminución del 60% en la producción de cereales y forrajes, con pérdidas de 12,5 millones, según datos de Asaja.

El sector agrícola de Mallorca sufre una disminución del 60% en la producción de cereales y forrajes, con pérdidas de 12,5 millones, según datos de Asaja.

En Mallorca, la producción de cereales y forrajes para el año 2024 ha sufrido una drástica disminución, alcanzando tan solo 48.953 toneladas, lo que representa un 60% menos que un año normal y pérdidas económicas por un total de 12,5 millones de euros. Estos datos fueron revelados por el equipo técnico de Asaja-Baleares tras realizar estimaciones en colaboración con los agricultores y basándose en datos de recolección.

Joan Company, presidente de la asociación, explicó durante una jornada en Maria de la Salut que la sequía ha tenido un impacto devastador en los rendimientos y los ingresos de los agricultores, dejando claro que la situación es alarmante. El estudio de impacto se centró en los cereales más importantes, como el trigo, la cebada y la avena, así como en los forrajes, utilizando las superficies declaradas en la PAC 2023 en los diferentes municipios de Mallorca.

Las lluvias registradas en Mallorca durante noviembre y diciembre de 2023 estuvieron entre un 80 y un 90 por ciento por debajo de la media, lo que afectó negativamente a las siembras y al nacimiento de los cultivos. Además, las precipitaciones durante 2024 han sido tardías, intermitentes y por debajo de la media, sumado al aumento de las temperaturas y a las rachas de viento que han secado rápidamente los cultivos.

Ante esta situación, Asaja ha alertado a la Conselleria de Agricultura, Pesca y Medio Natural sobre la delicada situación que enfrenta el sector cerealístico y ganadero en las Islas Baleares, solicitando un esfuerzo conjunto para afrontar el año. También se ha reclamado el apoyo del conseller, Joan Simonet, ante el Ministerio de Agricultura y Enesa para modificar los seguros agrarios destinados a los cultivos herbáceos, que según la asociación, son ineficaces para mitigar las pérdidas sufridas por el sector en las Islas.