24h Baleares.

24h Baleares.

El Parlament aprueba el decreto de simplificación administrativa para convertirlo en ley.

El Parlament aprueba el decreto de simplificación administrativa para convertirlo en ley.

El Govern y el PP celebran la aprobación del decreto de simplificación administrativa en el Parlament como un triunfo que respalda su gestión en el último año.

El PSIB analiza la posibilidad de impugnar el decreto ante el Tribunal Constitucional.

PALMA, 11 Jun.

En la jornada de hoy, el Parlament ha aprobado con los votos a favor del PP y Vox el decreto de simplificación administrativa, que tiene como objetivo reducir la burocracia, agilizar la Administración y facilitar las inversiones, y que se convertirá en proyecto de ley.

Antoni Costa, vicepresidente del Govern y conseller de Economía, Hacienda e Innovación, ha destacado que este decreto pone fin a ocho años de una legislación enredada y complicada para los ciudadanos, empresas y la administración pública.

La normativa modifica medio centenar de leyes y 170 artículos, elimina trámites innecesarios y promueve medidas que impactan en todas las consellerias y administraciones públicas.

Entre otras cosas, se elimina la Comisión de Medio Ambiente y se reducen los supuestos que requieren de manera obligatoria un informe de la Dirección General correspondiente en relación con recursos hídricos.

Se permitirá la legalización extraordinaria de edificaciones, construcciones, instalaciones y usos fuera de ordenación en un plazo máximo de tres años con el pago de una sanción, pero sin la posibilidad de destinarlas a usos turísticos.

Además, se contempla la habilitación temporal de aparcamientos en suelo rústico por parte de los ayuntamientos para combatir la congestión, la externalización de inspecciones técnicas de vehículos por los consells insulares y la creación de un historial social único.

En el ámbito de vivienda y urbanismo, se facilita la obtención de licencias urbanísticas municipales y se permite su externalización a entidades colaboradoras urbanísticas. Además, se elimina el requisito de la cédula de habitabilidad de primera ocupación emitida por los consells insulares.

Tanto Antoni Costa como el portavoz del PP, Sebastià Sagreras, argumentan que el respaldo en las elecciones europeas es una validación no solo para este decreto, sino para todas las medidas implementadas durante el último año.

Costa destaca que mejorar la relación entre la administración y la ciudadanía es una prioridad y asegura que este es solo el primer paso, ya que cada año se aprobará una ley de simplificación adicional.

Por su parte, el diputado de Vox, Patricia de las Heras, defiende su apoyo al decreto señalando que responde a la deficiente gestión de los años anteriores bajo el gobierno socialcomunista.

En contraposición, Iago Negueruela del PSIB califica el texto como una agresión administrativa al territorio y adelanta la posibilidad de recurrirlo ante el Tribunal Constitucional.

Desde MÉS per Mallorca, Lluís Apesteguia critica la regularización de viviendas en rústico y señala que se trata más de legalizar casas de lujo que viviendas modestas.

Para Unidas Podemos, Cristina Gómez, el decreto ómnibus busca favorecer a unos pocos privilegiados en lugar de beneficiar al conjunto de la población.