24h Baleares.

24h Baleares.

El Imedea-UIB encabeza iniciativa europea para proteger a las aves marinas más pequeñas del mundo

El Imedea-UIB encabeza iniciativa europea para proteger a las aves marinas más pequeñas del mundo

En una iniciativa liderada por el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (Imedea) de la Universitat de les Illes Balears (UIB), se ha puesto en marcha el proyecto Seaghosts para proteger a los paíños, las aves marinas más pequeñas y esquivas del mundo. Este proyecto, seleccionado como uno de los 33 proyectos europeos en la convocatoria BiodivMon, tiene como objetivo comprender las amenazas que enfrentan estas aves y mejorar su conservación en Europa.

La investigadora Ana Sanz, de la UIB y el Imedea, está liderando las acciones de conservación de las colonias de crías en el marco de este proyecto. Seaghosts es uno de los seis proyectos financiados por instituciones estatales en esta convocatoria, que busca mejorar el monitoreo de la biodiversidad y los cambios en ecosistemas en Europa, con una financiación que supera los dos millones de euros.

Los paíños son clave para evaluar la salud del ecosistema marino, ya que pasan la mayor parte de su vida en el mar y son sensibles a las amenazas. Hasta hace poco se conocía poco sobre sus hábitos alimenticios y migratorios, y estudios recientes en Benidorm y Baleares han sido pioneros en este sentido.

El proyecto Seaghosts busca mejorar el conocimiento sobre la ecología y amenazas que enfrentan las especies de paíños en Europa, con el objetivo de mejorar su conservación. La distribución desigual de la huella humana en los océanos y la falta de estudios sobre su impacto dificultan el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU en la UE.

En Baleares y Benidorm, se han implementado medidas de conservación para las colonias de paíños, y los nuevos datos generados por Seaghosts permitirán mejorar la comprensión de sus rutas migratorias y zonas de alimentación, identificando amenazas y áreas críticas que necesitan protección adicional.

El proyecto también utilizará metodologías innovadoras, como dispositivos de geolocalización miniaturizados, análisis de isótopos estables y modelado de hábitats, para obtener información valiosa sobre cómo los impactos antropogénicos afectan a estas especies poco conocidas en el medio marino.

Se espera que Seaghosts aporte una perspectiva crucial sobre la conservación de la biodiversidad marina y cómo abordar los impactos negativos de las actividades humanas en estos ecosistemas. Con la participación de 16 socios de diez países europeos, este proyecto se desarrollará en los próximos tres años para contribuir al conocimiento y protección de las aves marinas en Europa y más allá.