El Gobierno de Baleares acata uso obligatorio de mascarillas pero reclama autonomía para tomar decisiones.

El Gobierno de Baleares acata uso obligatorio de mascarillas pero reclama autonomía para tomar decisiones.

El Gobierno de Baleares acatará el uso obligatorio de mascarillas en los centros de salud y hospitales si así lo impone el Ministerio, aunque ha expresado su deseo de que las Comunidades Autónomas puedan decidir en base a la situación epidemiológica. La consellera de Salud, Manuela García, ha acusado al departamento dirigido por Mónica García de una intromisión en las competencias autonómicas.

En declaraciones a los medios, Manuela García ha explicado que las alegaciones presentadas al Ministerio incluyen una petición para que se elabore un protocolo que permita a las CCAA decidir sobre el uso de las mascarillas en función de la incidencia, la presión hospitalaria y la opinión de expertos, especialmente de epidemiólogos.

"Inicialmente cumpliremos con el mandato, pero consideramos que la competencia nos corresponde a nosotros y que la situación en Baleares no supone una emergencia", ha afirmado García.

Aunque reconoce que hay presión asistencial, la consellera de Salud insiste en que la tasa de infecciones respiratorias se sitúa en 270 casos por cada 100.000 habitantes.

García ha criticado la forma de actuar de la ministra Mónica García, a quien acusa de crear alarma social y de actuar al margen del Consejo Interterritorial. "Lo lógico sería convocar a los órganos adecuados para tomar decisiones, que en este caso son la Comisión de Salud Pública y la Comisión de Emergencias, y hacer un Interterritorial en el que se expongan las medidas. Salirse de esa línea, no sé a qué obedece, pero me parece que no es correcto", ha concluido la consellera de Salud.

Categoría

Islas Baleares