24h Baleares.

24h Baleares.

El Consell insta a preservar el proyecto del Museo Marítimo en las obras del puerto de Palma.

El Consell insta a preservar el proyecto del Museo Marítimo en las obras del puerto de Palma.

El Consell de Mallorca ha presentado una solicitud a la Autoridad Portuaria para garantizar que las modificaciones en las obras del puerto de Palma no afecten al proyecto del Museo Marítimo de la ciudad.

Según ha informado la institución insular en un comunicado emitido este lunes, está previsto que la sede actual del museo se traslade a la zona del Moll Vell.

En declaraciones, el presidente del Consell, Llorenç Galmés, ha destacado que este proyecto significará "un espacio de unión entre el puerto y la ciudad, que mostrará la rica historia patrimonial de Mallorca a través de una infraestructura que aportará un importante valor cultural a la ciudad".

Asimismo, se ha subrayado que se trata de un proyecto consensuado con el director del Museo Marítimo, los pescadores y la lonja, una vez que se ha adjudicado el contrato a la empresa ganadora para la ejecución del proyecto básico.

La vicepresidenta del Consell y consellera insular de Cultura y Patrimonio, Antònia Roca, ha explicado que el proyecto integrará la lonja, el muelle pesquero y el Museo Marítimo. "Los dos primeros servicios verán una mejora en sus infraestructuras y calidad de trabajo, mientras que en el caso del Museo Marítimo se le dotará de una estructura de calidad para poder representar adecuadamente el valioso patrimonio de la isla", ha afirmado.

Con la implementación del proyecto, se llevarán a cabo exposiciones permanentes de alta calidad que abordarán el tema del mar de manera integral. "Se abordará la biodiversidad, el patrimonio marítimo y terrestre, y se destacarán los debates contemporáneos que nos conciernen", ha añadido la vicepresidenta insular.

Adicionalmente, se planea establecer una biblioteca extensa, un espacio educativo para llevar a cabo talleres formativos, un auditorio y un laboratorio de audiovisuales, entre otras instalaciones.

La zona también se convertirá en un centro de colaboración entre el museo, los pescadores y la lonja, permitiendo mostrar todo el proceso de comercialización de una manera innovadora, aportando así un valor cultural añadido.