24h Baleares.

24h Baleares.

El Consell de Mallorca transformará la travesía de Sóller con un enfoque peatonal y soluciones de aparcamiento eco-friendly.

El Consell de Mallorca transformará la travesía de Sóller con un enfoque peatonal y soluciones de aparcamiento eco-friendly.

El Consell de Mallorca ha anunciado un ambicioso proyecto de reforma de cinco millones de euros para la carretera Ma-11 en la travesía de Sóller, que incluirá la construcción de un vial cívico, aparcamientos disuasorios y una reordenación de las entradas y salidas con el objetivo de mejorar la movilidad en respuesta a la actual saturación de tráfico.

El presidente del Consell, Llorenç Galmés, ha presentado el proyecto junto al conseller insular de Territorio, Movilidad e Infraestructuras, Fernando Rubio, y el alcalde de Sóller, Miquel Nadal.

Según fuentes del Consell, Sóller es uno de los municipios más afectados por la congestión de tráfico en Mallorca, por lo que esta iniciativa busca facilitar la vida a los residentes y mejorar la movilidad en la zona.

El proyecto se encuentra actualmente en fase de redacción y se prevé que las obras comiencen a finales de 2025, con una duración estimada de poco más de un año.

Las obras afectarán al tramo de la Ma-11 que conecta Sóller con el puerto y atraviesa el núcleo urbano, comprendido entre los puntos kilométricos 30 y 32, desde la rotonda de entrada a Sóller (calle de Isabel II) hasta la rotonda del Monument.

Entre las mejoras previstas se encuentran la construcción de aceras de tres metros de ancho con parterres de un metro en el lado más cercano al núcleo urbano. También se construirá un vial cívico de tres metros de ancho en el lado de la montaña, destinado a peatones y ciclistas.

Además, se mantendrán los aparcamientos en línea a ambos lados de la calzada principal en la mayor parte de la travesía, y se construirán dos aparcamientos disuasorios con capacidades de 93 y 219 plazas, accesibles desde las nuevas rotondas de la calle del Capità Angelats y del Camí des Camp Llarg.

Para mejorar la seguridad vial, se construirán cuatro nuevas rotondas y se eliminarán los carriles centrales para girar a la izquierda en algunos puntos conflictivos, como el cruce del camino de Son Pons, la intersección con la calle del Capità Angelats, la intersección con el camino des Camp Llarg y el acceso a la carretera de Deià.