24h Baleares.

24h Baleares.

El arquitecto Carlos García-Delgado ensalza el legado musulmán de Palma en el discurso principal de la Festa de l'Estendard.

El arquitecto Carlos García-Delgado ensalza el legado musulmán de Palma en el discurso principal de la Festa de l'Estendard.

El arquitecto Carlos García-Delgado, en su discurso durante el pregón de la Festa de l'Estendard, ha destacado las raíces musulmanas de Palma y ha realizado un recorrido por la Medina Mayurqa de 1229, momento en el que Jaume I conquistó la ciudad.

Durante su intervención, que tuvo lugar en el salón de sesiones del Ayuntamiento de Palma, García-Delgado ha recordado que la Festa de l'Estendard celebra la victoria de las tropas de Jaume I de la Corona de Aragón, que asaltaron Medina Mayurqa el 31 de diciembre de 1229.

Además, el arquitecto quiso rendir homenaje a los mallorquines que defendieron la ciudad en esa noche del 31 de diciembre y perdieron la vida en el intento.

García-Delgado se centró en describir la ciudad previa al asalto, destacando su ubicación dentro del semicírculo conformado por las Avenidas y el Paseo Marítimo, así como la extensa muralla que la protegía.

En su discurso, hizo referencia a una cita de Jaume I del 'Llibre dels Feits', en la que el rey manifestaba que Medina-Mayurca era "la ciudad más bella nunca vista". Desde ahí, el arquitecto se planteó cómo sería esa ciudad, destacando las casas bajas con paredes de tierra, las estrechas calles sin salida, los árboles frutales, los pescadores y las numerosas mezquitas.

Según García-Delgado, en la ciudad se ubicaban al menos 18 mezquitas, aunque probablemente había muchas más. También mencionó las plazas, que eran escasas y albergaban los mercados.

El arquitecto también habló del torrente Exekin, que actualmente corresponde a Via Roma, la Rambla, calle Unió, el Borne y desembocaba en el Paseo Antoni Maura, que en aquel momento era parte del mar.

"Toda la ciudad es un laberinto infinito, cargado de misterios y emociones", recitó García-Delgado en su pregón, concluyendo con una explicación sobre la importancia de los sentidos en la ciudad. Destacó el impacto visual que fascinó a Jaume I al llegar, la conexión táctil con la tierra, el sonido del mar y los aromas de los curtidores y las especias.