24h Baleares.

24h Baleares.

El alquiler de temporada al alza en Palma mientras el alquiler permanente sigue en descenso

El alquiler de temporada al alza en Palma mientras el alquiler permanente sigue en descenso

En el último trimestre del año, el alquiler de temporada en Palma ha experimentado un crecimiento del 70% en comparación con el trimestre anterior, llegando a representar un 11% de la oferta disponible. Por otro lado, el alquiler permanente ha experimentado una caída del -26% según datos publicados por el portal inmobiliario idealista.

Desde el portal, señalan que esta tendencia al alza de los alquileres de temporada en detrimento de los arrendamientos permanentes se debe a las políticas sucesivas que han impulsado este fenómeno.

A nivel nacional, el peso de los alquileres de temporada en el mercado inmobiliario alcanzó el 11% en el último trimestre de 2023, con un incremento interanual de la oferta del 58%, mientras que la oferta de alquileres permanentes disminuyó un 15% en el mismo periodo.

En cuanto a la oferta de alquileres de temporada en diferentes ciudades, en San Sebastián el 32% de las viviendas disponibles son para alquileres de temporada, seguido de Barcelona con un 30%. También destacan Cádiz (22%), Valencia (15%), Málaga (14%) y Madrid (13%). Por debajo de estas cifras se encuentran Santander (12%), Palma (11%), Bilbao, Girona, Badajoz, Alicante y Tarragona (10% en los cinco casos).

Por el contrario, en ciudades con menor demanda, la modalidad de alquiler de temporada es prácticamente inexistente, representando solo el 1% del mercado. Estas ciudades incluyen Melilla, Ciudad Real, Ourense, Lugo, Logroño, Cáceres, Albacete, Guadalajara, Segovia y Ceuta.

El mayor incremento en la oferta de alquileres de temporada se ha registrado en Málaga con un aumento del 123% en comparación con el trimestre anterior, seguido de Valencia (99%), Alicante (85%), Sevilla (83%), Palma (70%) y Bilbao (62%).

En Madrid, la oferta de alquileres temporales ha crecido un 58% en los últimos 12 meses, mientras que en Barcelona ha aumentado un 53% y en San Sebastián un 47%.

Por otro lado, se han producido incrementos espectaculares en pequeños mercados donde este tipo de alquiler era prácticamente inexistente. En ciudades como Badajoz (1.133%), Lleida (1.000%) o Ciudad Real (500%) ha habido incrementos relativos muy significativos.

Por el contrario, en seis capitales el alquiler de temporada ha disminuido durante este año: Zamora (-60%), Teruel (-50%), León (-44%), Soria (-33%), Cáceres (-20%) y Jaén (-7%).

En paralelo a estos aumentos, los alquileres de larga estancia han seguido disminuyendo en los principales mercados durante el último año. El mayor descenso se ha dado en Bilbao (-38%), seguido de San Sebastián (-32%), Sevilla (-32%), Palma (-26%), Madrid (-25%) y Barcelona (-24%).

A pesar de esto, tres grandes mercados han experimentado un ligero crecimiento en su oferta de alquileres a largo plazo: Valencia (5%), Alicante (4%) y Málaga (2%). Entre las demás ciudades, las mayores caídas se han registrado en Córdoba (-60%), Oviedo (-40%) y Palencia (-40%), mientras que las mayores subidas se han producido en Ceuta (52%), Teruel (49%), Cuenca (37%), Almería (25%), Badajoz (22%), Jaén (22%) y Tarragona (20%).