24h Baleares.

24h Baleares.

Detenidos por intento de fuga en Ibiza serán juzgados en julio por tráfico de drogas.

Detenidos por intento de fuga en Ibiza serán juzgados en julio por tráfico de drogas.

Tras ser detenidos por la evasión frustrada, la Guardia Civil encontró droga en su domicilio por valor de más de 237.000 euros

PALMA, 14 Mar.

Los dos detenidos por colaborar en un intento de fuga de prisión en Ibiza hace unos meses serán juzgados en julio, en la Audiencia Provincial, por un presunto delito de tráfico de drogas.

La Sección Segunda de la Audiencia ha acogido este jueves una vista por esta pieza, directamente derivada del asalto a un furgón dela Guardia Civil. En el acto se ha fijado la fecha del juicio al descartarse un acuerdo procesal.

La droga fue encontrada en un registro domiciliario en octubre, después de que los dos jóvenes, británicos de 24 y 28 años, fueran detenidos por cooperar con el intento de fuga de la cárcel.

Los investigadores creen que los acusados llevaban como mínimo un mes dedicándose al suministro de sustancia estupefaciente usando como 'guarderías' el domicilio de uno de ellos, un trastero de alquiler y un contenedor de una empresa de almacenes.

En esos puntos se intervinieron distintas cantidades de ketamina, hachís, cocaína y MDMA, por valor de más de 237.000 euros, así como dinero en efectivo (más de 70.000 euros, 8.800 libras esterlinas y 520 dólares americanos).

El fiscal pide ocho años de cárcel y multa de 945.000 euros para cada uno de ellos. Ambos acusados continúan en prisión provisional desde octubre.

La evasión frustrada tuvo lugar el 9 de octubre, cuando dos encapuchados armados --presuntamente los dos jóvenes británicos-- interceptaron un furgón oficial de la Guardia Civil que transportaba a un preso en una salida médica.

Los dos encapuchados cortaron el paso del vehículo oficial con un todoterreno, se produjo un forcejeo y aunque momentáneamente el convicto pudo liberarse, finalmente volvió a ser interceptado.

La madrugada siguiente los Bomberos extinguían un incendio en un vehículo de las mismas características que el utilizado en el asalto. El coche estaba estacionado cerca de unas placas fotovoltaicas en el Camino Viejo de Sant Mateu.

El interno es un ciudadano británico que se encontraba recluido en Ibiza en virtud de diversas órdenes internacionales de busca y captura.

Se trataría de una figura de peso en una red de narcotráfico británica, según fuentes cercanas al proceso. Actualmente está pendiente de la resolución de la Audiencia Nacional sobre su posible extradición.