Detenidas ocho personas por defraudar más de 54.000 litros de gasolina, según la Guardia Civil.

Detenidas ocho personas por defraudar más de 54.000 litros de gasolina, según la Guardia Civil.

La Guardia Civil ha llevado a cabo la detención de ocho personas bajo sospecha de estar involucradas en una estafa que ha alcanzado los 54.000 litros de combustible en una gasolinera ubicada en el puerto de la Colònia de Sant Jordi.

De acuerdo a la investigación llevada a cabo por la Guardia Civil, el empleado de la estación de servicio habría estado vendiendo y cobrando en efectivo, de manera discreta, combustible a un precio muy por debajo del mercado desde el comienzo de la pandemia hasta su detención.

El inicio de esta investigación se dio a principios del mes de octubre, tras la denuncia presentada por el administrador de la empresa que gestiona la gasolinera en cuestión, en la cual se informa que a lo largo de este año se han sustraído un total de 54.388 litros de combustible, con un valor de más de 90.000 euros en el mercado.

Tras llevar a cabo un arduo proceso de investigación, que incluyó la toma de declaraciones y la revisión de diversas cámaras de videovigilancia, se procedió a la detención del único empleado de la estación de servicio, quien cuenta con 44 años de edad, bajo la acusación de un delito continuado de estafa.

El modus operandi utilizado por el empleado consistía en ofrecer combustible a un precio muy inferior al establecido, concretamente a un euro, siempre condicionando el pago en efectivo y sin permitir realizar el pago mediante tarjeta, además de no expedir ningún tipo de ticket o factura.

Para llevar a cabo esta estafa, el empleado se aprovechaba de su conocimiento y experiencia para abrir y modificar el surtidor que dispensaba el carburante una vez finalizaba su turno de trabajo y durante las horas en las que la estación se encontraba cerrada al público, alterando el contador digital y eliminando cualquier registro de suministro fraudulento de combustible.

La Guardia Civil ha informado que hasta ahora solo se han podido calcular los litros defraudados en el transcurso de este año, pero se cree que los hechos vienen ocurriendo desde el final de la pandemia, por lo que la cantidad total estafada podría ser aún mayor a lo denunciado por el administrador de la gasolinera.

El principal responsable y líder de esta estructura fue arrestado bajo la acusación de un delito continuado de estafa a lo largo del tiempo, mientras que las otras siete personas, todas ellas clientes habituales de la gasolinera, quienes se beneficiaron de este ilícito sin desconocer su procedencia, fueron detenidas por el delito de receptación.

Uno de los detenidos llegó incluso a abastecerse de un total de 1.653 litros de combustible, y tras realizar una inspección en la empresa de la cual es propietario, se logró recuperar más de 200 litros de carburante, los cuales serán puestos bajo custodia de la Autoridad Judicial.

Tags

Categoría

Islas Baleares