24h Baleares.

24h Baleares.

Arrestan a individuo en Palma por portar un machete e intimidar a una residencia con una restricción de acercamiento.

Arrestan a individuo en Palma por portar un machete e intimidar a una residencia con una restricción de acercamiento.

Palma, 1 Dic.

Un hombre de 56 años, de nacionalidad española, ha sido arrestado por la Policía Nacional en Palma por presuntamente amenazar de muerte y acudir con un machete al domicilio de varias personas, entre ellas una mujer a la que habría agredido sexualmente, a pesar de tener una orden de alejamiento.

Los hechos ocurrieron el miércoles a las 18.00 horas en la barriada de Foners de Palma. Según la nota de prensa de la Policía Nacional, un hombre ebrio se introdujo en un edificio con un arma blanca de grandes dimensiones mientras gritaba "voy a matar al padre y a la hija".

Varios clientes de un bar cercano fueron testigos de la situación y llamaron al 091 para alertar de lo sucedido.

Las unidades de Seguridad Ciudadana se desplazaron al lugar para investigar lo ocurrido. En el transcurso de la intervención, un menor de edad llamó a su madre para informarle de que había un hombre que estaba golpeando la puerta de su hogar y, al mirar por la mirilla, vio a un individuo con un machete en la mano.

Los agentes subieron las escaleras mientras llevaban los equipos de protección adecuados, incluyendo un escudo para casos de este tipo. En el tercer piso, avistaron al presunto autor de los hechos con el arma en la mano, quien descendía por las escaleras y adoptaba una actitud amenazante hacia los policías.

Ante esta situación, los agentes lo inmovilizaron contra la pared para evitar que manejara el machete, mientras otro agente se lo quitaba de las manos. De este modo, el individuo fue reducido y detenido por delitos de amenazas con arma blanca, quebrantamiento de medida cautelar y atentado a agente de la autoridad.

Mientras era esposado, el presunto autor expresó que no le importaba terminar en la cárcel, ya que su intención era "matarlos". Llegó incluso a declarar: "Menos mal que habéis llegado, de lo contrario hubieran encontrado tres cadáveres".

Tras realizar las investigaciones pertinentes tras el arresto, los agentes descubrieron que el sospechoso tenía una habitación alquilada en el domicilio donde había golpeado la puerta. Además, en un incidente previo de convivencia, habría agredido sexualmente a una mujer e intentado apuñalar al padre de ella, con quien compartía vivienda.

Debido a estos hechos, fue expulsado de la casa, aunque aparentemente no estaba conforme. Cabe destacar que ya existía una orden de alejamiento por parte de los moradores de esa vivienda.