Acuerdo de 20 años de cárcel en el caso de la madre acusada de intentar matar a sus hijos en Manacor.

Acuerdo de 20 años de cárcel en el caso de la madre acusada de intentar matar a sus hijos en Manacor.

Una madre en Manacor está a punto de enfrentar 20 años de cárcel después de intentar matar a sus hijos sedándolos con benzodiacepinas. La Audiencia Provincial ha convocado a las partes a una nueva vista para discutir un acuerdo de conformidad el próximo miércoles 20 de diciembre.

El acuerdo propuesto implica una pena de diez años de cárcel por cada uno de los dos delitos de tentativa de homicidio, lo que representa una reducción de ocho años en comparación con la petición inicial del fiscal. Además, si la madre acepta este pacto, confesará su culpabilidad ante la Fiscalía y el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS), que ha asumido la tutela de uno de los menores.

La investigación reveló que la mujer, después de sedar a sus hijos, contactó a su ex pareja, padre del más joven, para informarle que había envenenado a los niños. Sin embargo, durante la investigación, la mujer se negó a prestar declaración y no proporcionó más detalles sobre sus motivos. No se le ha diagnosticado ningún trastorno psiquiátrico.

Según la Fiscalía, los hechos ocurrieron en la madrugada del 27 de mayo de 2023 en el domicilio familiar. La madre habría obligado a sus hijos, de cuatro años y 14 años de edad, a ingerir benzodiacepinas bajo el pretexto de que eran pastillas para los huesos, con la intención de matarlos.

Los menores durmieron hasta la 1:00 del día siguiente y durante ese tiempo, la madre supuestamente intentó asfixiar a la adolescente en dos ocasiones. La Fiscalía afirma que en la primera ocasión, la mujer tapó la nariz y la boca de la menor, y en el segundo intento, la colocó encima de ella y le apretó el cuello con los brazos. La adolescente logró zafarse de su madre debido a su complexión fuerte y sus conocimientos de judo.

Ambos niños sufrieron intoxicación por medicamentos y tuvieron que ser ingresados en una UCI pediátrica. Además, se descubrió que la madre también había ingerido pastillas y salfumán antes de ser detenida horas después.

En la vivienda, la policía encontró numerosos medicamentos y un paquete de veneno para ratas, del cual faltaba más de la mitad. Por lo tanto, los agentes sospecharon que la madre había mezclado veneno para animales en la comida que había preparado para los tres después de sedar a los hijos.

La Fiscalía acusa a la mujer de dos delitos de homicidio en grado de tentativa con la agravante de parentesco. Además de la pena de cárcel, se solicita una orden de alejamiento de 15 años en favor de los menores, una indemnización de 6.350 euros, libertad vigilada y la retirada de la patria potestad.

Categoría

Islas Baleares